Ser Red Backpack es más que ser viajero

Ser la inspiración de nuestros pequeños

Cuando somos jóvenes obtenemos diversas fuentes de inspiración que nos impulsan a alcanzar nuestros sueños. Algunas veces esta inspiración viene de nuestra familia, de amigos y de personas que admiramos; de vez en cuando la inspiración viene de haber viajado y conocido nuevos lugares. La mayoría de las veces terminamos conociéndonos más a nosotros mismos en este viaje.

La posibilidad de viajar es lo que hace que la manera en la que vemos el mundo cambie, e incluso nos ayuda a que nuestras perspectivas se abran a nuevos horizontes.

Vivir una experiencia internacional siempre nos motiva a alcanzar sueños más grandes, a no detenernos hasta lograr lo que queremos y, sobre todo, a querer seguir viajando.

Si de viajar hablamos, el sueño de todo viajero es conocer nuevos paisajes, disfrutarlos, saber que la vida es más que lo que ha visto por años; y entender que tiene la posibilidad de vivirlo una y otra vez.

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee, quien no escucha música,
quien no halla encanto en sí mismo”.

Pablo Neruda

De la mano todos juntos

Enviar a nuestros hijos a otros países es el sueño que todo padre desea cumplir. Sabemos que el esfuerzo detrás de ello se ve reconfortado cuando vemos los ojos de nuestros hijos: los ojos y el alma de un viajero que ha descubierto a través de la experiencia una nueva posibilidad de vida.

La emoción que como padres sentimos porque pudimos contribuir a ello es indescriptible. Al final, la educación es la inversión más importante que podemos hacer en nuestros hijos; es la llave con la que podrán salir al mundo y vivirlo de una manera diferente.

Cuando hablamos de esfuerzo no sólo hacemos referencia al esfuerzo monetario, sino también al esfuerzo que los pequeños hacen para poder lograr lo que sueñan. Muchas veces escuchamos y vemos cómo hablan de sus sueños, sus anhelos y sus metas; la manera en la que la mirada les cambia cuando hablan de algo que les apasiona siempre resulta ser un impulso para nosotros.

Posiblemente se trate de un esfuerzo aún mayor el poder hacer que nuestros hijos vivan una experiencia internacional, pero eso no significa que sea imposible. A veces primero necesitamos el impulso de verlos a ellos soñar con conocer nuevos lugares; el siguiente paso es encontrar la manera más segura de que lo logren.

Es normal que creamos que como padres de familia debemos estar a su lado en todo momento, pero también es importante comprender que el entorno en el que vivimos exige que permitamos que su independencia se fortalezca poco a poco. Es entonces cuando comenzamos a verlos crecer por su cuenta.

El equipo de Junior Camps sabe de este sentimiento, lo descubrimos por primera vez hace ya unos años. Ver la emoción de los viajeros más pequeños ha sido lo que nos ha impulsado a aventurarnos con ellos, a no soltar su mano ni la de los papás que confían ampliamente en nosotros.

El idioma como impulso

Aprender una lengua es otra forma de viajar, de conocer otros lugares, otras culturas e ideologías; en otras palabras, es la oportunidad que tenemos de comprender cómo funciona la sociedad en otras partes. De repente nuestra perspectiva del mundo también cambia a través de la lengua.

Si bien el aprendizaje de otras lenguas permite todo lo anterior, hay aspectos que no todo el tiempo se pueden lograr dentro del aula o con el profesor; por ejemplo, los puntos culturales, la manera en la que se desenvuelve la lengua en su entorno y los cambios que puede tener en el habla común.

Incluso si los profesores buscan desarrollar estas habilidades en el salón de clases, no hay nada como VIVIR la lengua en su entorno.

El que nuestros pequeños conozcan la lengua del lugar al que irán puede ser una ventaja. Sin embargo, no todos los viajeros son iguales; y desconocer el idioma no es sinónimo de impedimento, todo lo contrario: algunos viajeros encuentran la motivación de aprender y el deseo de conocer más lenguas al estar en otro país.

Ya sea debutante, intermedio o avanzado, todo viajero también es amante (en mayor o menor medida) de los idiomas; lo sabemos porque en Junior Camps el sentimiento de viajero y de amante de idiomas es inseparable.

Si hablas a un hombre en un idioma que entienda, llegarás a su cabeza. Si le hablas en su idioma, llegarás a su corazón”.

Nelson Mandela

Ser Red Backpack no sólo es viajar a otras partes del mundo, es sentir este impulso y emoción aún sin haberlo hecho todavía. Un viajero no es viajero por los lugares que ha visitado, sino porque sabe que su corazón y su alma ya han estado en esos lugares a los que sueña ir; y es esta sensación lo que lo impulsa a llegar a todas partes del mundo. Después de todo:

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos senderos,
quien no cambia de rutina,
no se arriesga a vestir un nuevo color
o no conversa con desconocidos”.

Pablo Neruda

Si deseas obtener más información de cómo impulsar el sueño de tu pequeño, el equipo de Junior Camps con gusto puede asesorarte.

¡Comparte!

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

¿Viajamos? ¡Escríbenos!

Tú tienes ganas de estudiar y vivir una experiencia en el extranjero, nosotros te ayudamos. Rellena este formulario y un asesor experto te contactara 

Translate »

Tipo de cambio a 19 de Agosto de 2022 en nuestras oficinas:

•🇺🇸20.71 USD
•🇨🇦16.08 CAD
•🇪🇺20.81 EUR
•🏴󠁧󠁢󠁥󠁮󠁧󠁿24.36 GBP
•🇦🇺14.47 AUD
•🇳🇿13.10 NZD
•VISA USA 22.00 USD